Los complementos del amor en una relación de pareja

Con la sincera intención de ampliar los horizontes respecto a cómo verificar si una relación de pareja se encuentra en buen pie, quisiera comentarles ( y sin el ánimo de parecer un antiromántico) que junto con el amor deben darse diferentes condiciones que pueden potencien el buen desarrollo de una unión.  Es frecuente que las parejas que asisten a terapia no se den cuenta de esto atribuyendo la mayoría de las potenciales causas de una dificultad en común justamente a lo que creen es “un dejar de querer”. En las sesiones de terapia les explico a las parejas que son muchos otros los elementos que complementan este sentimiento y que incluso determinan la continuidad de una relación. El sólo entender esto puede ser por sí mismo bastante aliviador de la tensión con que las parejas llegan a consultar.

A juicio personal, cómo lo iré analizando en esta serie de artículos que inicio, uno de los primeros elementos que se identifican como necesarios en la mantención de una relación sana es la comunicación. Puntualizo acá, sobre todo en este encuentro de dos mundos que significa el estar en una relación, que la capacidad de decir debe estar proporcionalmente complementada con la capacidad de escuchar. La expresión de ideas y emociones clarifica en el otro lo que estoy pensando y además sintiendo por lo tanto esto disminuye la incertidumbre. Si le comunico a mi pareja cuales son mis expectativas evito el que ésta entre en juego de tratar de adivinar lo que realmente me ocurre. Igualmente cuando escucho lo que la otra persona tiene que decir junto con mostrar empatía y comprensión en caso de crisis brindo contención. Realizar el ejercicio de escuchar oportuna y sinceramente da la posibilidad de adelantarse a potenciales conflictos.La comunicación entonces es un dar cuenta del mundo interno y privado de cada integrante de la pareja. El entender y aceptar lo que el otro me dice es un despertar a una realidad distinta y complementaria a la propia.